Frutas y hortalizas para prevenir el ictus

Frutas y hortalizas para prevenir el ictus
17 Noviembre
CATEGORÍAS Calidad

El pasado 29 de octubre se celebró el Día Mundial del Ictus, la segunda causa de muerte en España y la primera entre las mujeres. Afecta a 120.000 personas cada año y es la primera causa de discapacidad en adultos.

Según los expertos, una de cada seis personas en el mundo sufrirá un ictus, sin embargo, el 80% de los casos se podrían evitar si se controlaran los factores de riesgo (hipertensión, diabetes, colesterol, obesidad, etc.) y se llevara un estilo de vida saludable con una adecuada alimentación.

La clave: frutas y verduras ricas en potasio

Según diversos estudios, aumentar el consumo de potasio a través de frutas y verduras ayuda a prevenir la enfermedad cardiaca y los accidentes cerebrovasculares.

La Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) ha realizado un análisis para determinar la cantidad de potasio diaria recomendada, que se estima en 3,1 gramos al día.

Pero, ¿qué alimentos son los más ricos en potasio? Podemos clasificarlos en tres niveles:

  • Superior (>1.000 mg/100 g): orejones de albaricoque y melocotón, ciruelas secas, salvado de trigo, alubias blancas, garbanzos, soja y harina de soja y pistachos.
  • Muy alto (500-1.000 mg/100 g): frutas secas (dátiles, higos, uvas pasas), frutos secos (nueces, almendras, avellanas, piñón, pipas y sésamo), aguacates, salvado de cereales, germen de trigo, alubias, quinua, germen de trigo, lentejas, patatas, café de cereales (malta y similares).
  • Alto (200-500 mg/100 g): verduras en general (espinacas, tomates, brócoli, calabaza, remolacha, zanahoria, coliflor, coles…), frutas (plátanos, uvas, frutos del bosque -grosellas, frambuesas-, albaricoque, cereza, higo, melón, níspero, kiwi, naranjas, mango), copos de avena, muesli, habas, arroz integral.

 Recomendaciones para prevenir accidentes cerebrovasculares

Además de la ingesta de frutas y verduras ricas en potasio, los expertos recomiendan:

  • Practicar ejercicio físico moderado diariamente, como caminar
  • Dieta mediterránea, rica en grasas saludables
  • Reducir el consumo de grasas de origen animal, hidrogenadas y trans
  • No fumar
  • Evitar el estrés

A medida que vamos cumpliendo años, se incrementa el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular. Sin embargo, está demostrado que una correcta alimentación puede ayudar no solo a disminuir las posibilidades de sufrir este tipo de lesión cerebral sino a minimizar sus daños.

Idiomas:

Planasa